Algunos consejos útiles para comprar un auto usado


| 5 de septiembre del 2014 | Sin Comentarios

El mercado de los autos usados ha sido siempre uno de los más apreciados en el mundo de la segunda mano. Ya deseemos comprar un auto usado por motivos económicos o por el placer de poseer un determinado modelo fuera de mercado, se trata de una decisión que comporta un importante gasto y que requiere una evaluación seria y detallada. Si bien se trata de una compra que puede ser muy satisfactoria, es necesario seguir algunas pautas para no ser estafados.

A continuación encontrará algunos consejos prácticos para comprar un auto usado sin sorpresas.

La primera elección que deberás tomar será la elegir el tipo de vendedor. Si bien las concesionarias o las compra y venta de autos usados ofrecen mayores garantías, los precios suelen ser más altos que los de vendedores particulares. La segunda opción puede ser la mejor si se trata de un conocido o un amigo; también es posible encontrar buenas ocasiones entre los avisos clasificados, ya sea en Internet en sitios como ebay, yapo, deremate, demotores, mercadolibre, vende.pe o en el periódico local y avisos clasificados.

Antes de optar por un auto en concreto, infórmate sobre el valor del mismo en el mercado. Compara precios y condiciones de los autos que encuentres antes de tomar una decisión, y cuando estés decidido, contacta con el vendedor y concierta una cita, si es posible, a la luz del día.

Verifica que el vehículo dispone de todos los documentos necesarios y de que éstos están en regla: el número del chasis y del motor deben corresponder con el indicado en el documento. Comprueba que el permiso de circulación y las revisiones técnicas necesarias están actualizados.

Ten siempre en cuenta que el número de propietarios del auto y el tiempo que éstos han tenido el mismo en sus poder son importantes. Si el periodo de posesión del último propietario ha sido demasiado breve, posiblemente el auto tenga algún problema y por esto el vendedor desee deshacerse de él.

Examina con calma el estado del vehículo, tanto exterior como interiormente, y pruébelo personalmente realizando todas las maniobras necesarias, verifica el correcto funcionamiento de las marchas, la suspensión, el estado de la dirección, los frenos, y la emisión de humos. Presta especial atención al sonido del motor; éste debe ser limpio y sin ruidos metálicos.

No olvides comprobar el estado de los neumáticos (recuerda que marcas reconocidas como goodyear, bridgestone, firestone o michelin seran mejores aun que posean algun desgaste frente a otras de dudosa reputacion aun que esten nuevas), los faros, el cierre de todas las puertas, y el funcionamiento de los accesorios: aire acondicionado, apertura de ventanillas, limpiaparabrisas, equipo de radio y altavoces. Ten en cuenta que cualquier desperfecto puede ser útil a la hora de negociar un descuento, ya que comportará reparaciones futuras.

Verifica el estado de la carrocería asegurándote de que no haya partes que hayan sido rellenadas para esconder golpes, óxido o daños que haya sufrido el auto. Un imán podrá ayudarte a detectar parches en el exterior del vehículo.

Siempre que sea posible, acude acompañado por otra persona, y aún mejor si es un mecánico de confianza: quizás detecte fallos que no has notado y, en cualquier caso, una segunda opinión puede ser de gran ayuda, en especial si proviene de un experto.

Por último y no menos importante, recuerda cotizar valores de repuestos y mantenimientos ya que dependiendo de la marca, automóviles como Ford, Chevrolet, Mazda, Mitsubishi, Nissan, entre otras tendrán siempre precios diferentes ya sea en repuestos originales o repuestos alternativos, además de sus respectivas concesionarias

comprar automovil usado

Categorias: General

Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario